La incansable lucha frente al VIH…¿encontraremos una cura?

Hoy en nuestra página de Facebook nos hacemos eco de una noticia relacionada con el tratamiento del VIH. Cuando hace unos años preguntamos por las calles de Madrid qué sabía la gente sobre Inmunología, una de las palabras más recurrentes fueron “VIH”, por lo que no queríamos dejar pasar esta oportunidad única para darle una entrada y hablar sobre qué es la infección por este virus, qué hace nuestro ejército interior frente al mismo y, como ya decimos en el título, porqué es tan difícil encontrar una cura definitiva.

El Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) es el causante del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA). Desde la primera infección detectada en humanas, la enfermedad se ha convertido en una pandemia global que afecta sobretodo a los países africanos y que se ha cobrado la vida de más de 20 millones de personas. Por aquel entonces, el optimismo en torno a encontrar una vacuna pronto era muy alto pero, como todos sabemos, esto no fue posible.

Antibody_iStock_0000388818441966617140
Los misiles teledirigidos, o anticuerpos, son las armas de largo alcance con las que cuenta nuestro ejército de células. Fuente

Cuando el virus entra en nuestro organismo, busca incansablemente a uno de nuestros guerreros más importantes: las células T CD4+, que son las encargadas de “ayudar” (de hecho, se llaman linfocitos “ayudadores”, o helper, en inglés) a otras muchas células y a montar la respuesta inmunitaria frente a los invasores. Es importante mencionar que el virus que entra es un“virus inicial” y será el que nuestro ejército intente destruir por todos los medios a través de las diversas posibilidades con las que cuenta. Entre una de estas respuestas encontramos la generación de los llamados anticuerpos, que siempre los llamamos “misiles teledirigidos”, producidos por las fabricantes especializadas células plasmáticas.

Estos misiles se unen a los virus iniciales e impiden que se unan a las células T CD4+, intentado evitar así la infección. Sin embargo, muchos de los virus iniciales ya han entrado previamente en las células y han comenzado su guerra particular, dividiéndose descontroladamente y generando nuevos “virus hijos“. Como ocurre en la vida vírica, cada vez que se producen hijos, la posibilidad de que porten mutaciones es muy alta, lo que hace que, en muchas ocasiones, hijos y padres ya no sean iguales. Por tanto, pasaríamos de un “virus inicial” a un “virus tipo 1”, “virus tipo 2″…etc.

Las personas infectadas con un virus inicial portan en su sangre muchos tipos distintos con el paso del tiempo. Esto provoca que los misiles teledirigidos creados por nuestro ejército ya no valgan y se tengan que generar otros…pero nunca es suficiente. El resultado final: destrucción de nuestras células ayudadores y desarrollo futuro de SIDA, que aumenta la probabilidad de infecciones, ciertos tumores…

101r.jpg
En rojo, partículas de VIH saliendo de celulas infectadas (en este caso células cultivadas). Seguro que muchas de estas partículas serán “virus hijos”, muy distintos a sus padres…Fuente

Algunas personas, llamadas aquí “superresistentes”, nunca se infectan por el VIH. Esto se debe, en parte, a que sus misiles teledirigidos son “de última generación” y reconocen muchísimos tipos del virus distintos. De esta forma, no entran en las células, y es como “si no hubiera pasado nada”. A pesar de que la introducción de la llamada terapia antirretroviral ha sido uno de los mayores éxitos en la historia del VIH, se trata de una terapia de por vida, costosa y que, además, no está exenta de efectos secundarios. ¿Por qué de por vida? Os podéis preguntar. Pues simple: a pesar de que las terapias evitan que los virus se dividan, existen muchos que “juegan al escondite” y se esconden en los llamados “reservorios”, que son zonas donde los virus están presentes, independientemente de las terapias utilizadas. Cuando se elimina el tratamiento, estos virus “se despiertan” y comienzan a proliferar.

Uno de los retos que tenemos ahora es, por lo tanto, desarrollar nuevos tratamientos que eviten el uso crónico de estas terapias pero que, además, arrojen los mismos beneficios. Algo que no es fácil.

Como hemos mencionado, el VIH inicial no es el único que se encuentra en el organismo tras la infección. Tenemos el tipo 1, el tipo 2, el tipo 3…etc. Esto ha sido uno de los problemas principales con los que los investigadores se han encontrado para el desarrollo de una vacuna que prevenga la infección. ¿Qué vacuna desarrollamos? ¿La que actúe contra el tipo 2 del paciente A? ¿O la del tipo 2 del paciente E?

t-cells-cancer-e1460555184153
La inmunoterapia es una terapia en auge que promete revolucionar el tratamiento de muchas patologías, incluida la infección por el VIH. Fuente.

En los últimos años, el desarrollo de la inmunoterapia, el tratamiento que utiliza a nuestro ejército interior para matar a todo tipo de amenazas, ha copado las noticias de muchos periódicos y, como era de esperar, supone también una nueva ventana para el tratamiento del VIH. El artículo del que hablábamos en el principio se basa en el fenómeno observado por estos “superresistentes”. Si ellos tienen unos misiles de última generación…¿porqué no descubrimos las instrucciones y los generamos en el laboratorio?

Parece una pregunta simple pero, en la práctica, no lo es. De hecho, el estudio ha permitido determinar que los individuos afectados por VIH, sin carga viral detectable tras el uso de las terapias, y que recibieron estos misiles, pueden estar sin tratamiento hasta 8 semanas. Posteriormente aparecen “virus hijos resistentes” a estos anticuerpos, y vuelta a empezar.

Si bien no son unas noticias magnífica, si que permite determinar que la inmunoterapia, y específicamente el desarrollo de misiles de última generación en el tratamiento de pacientes afectados, podría suponer una alternativa válida y libre de los efectos secundarios a las terapias actuales y que podría, igual en el futuro y en combinación con otros descubrimientos por venir, suponer la victoria de nuestro ejército frente al VIH y, por tanto, erradicarla del mundo.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s